DLA - Sucesos | 13/08/2017 | 1:00 am
Investigaciones apuntan a bandidos de Agua Blanca
Descansaba en su casa y se metieron a matarlo

Familiares facilitaron documentación del fallecido pero generó dudas de los cuerpos de seguridad. El cuerpo permanece en la morgue de Valera.

Gráficas: Cortesía

Tenía al menos media hora de haber llegado a su casa la noche del viernes y sus hermanas lo vieron pasar, pero el sonido de varios disparos los alertó y sabían de dónde provenían

Patricia María Araujo.-

La oscuridad de la última calle del sector Los Olivos se estremeció con los disparos en la casa de Arquímedes Peña Martínez de 49 años, puesto que minutos antes lo vieron pasar y más nadie se cruzó en su camino.

“No pasó ningún carro ni moto, nosotros vimos cuando bajó y después al rato escuchamos los tiros”, comentó una de las hermanas de la víctima a DLA cuando se le consultó por lo que había pasado.

Peña Martínez fue asesinado dentro de su casa en la parroquia Jalisco de Motatán, los criminales debieron ingresar por el patio trasero que colinda con zona rural y el río Motatán, pues según declaraciones de sus hermanas, ellas estaban en la avenida principal a pocos metros de la vivienda y más nadie pasó por allí.

No fue un suicidio, porque la víctima no tenía arma de fuego cerca y los impactos en su cuerpo daban a entender que otra persona de quien no se tiene identificación, se metió a la casa y lo mató, huyendo sin ser visto casi a las 9 de la noche del pasado viernes 11 de agosto.

El Cicpc acudió a la escena del crimen en busca de evidencias y a levantar el cadáver; todo apunta a la hipótesis de venganza. Al parecer hubo un altercado en el pasado con un familiar de Peña y sujetos de Agua Blanca y entre los vecinos de Motatán comentaban que una mujer podría ser el motivo de disputa entre el hoy occiso y otro hombre, pero ninguna de las versiones fue confirmada; entre tanto un vocero policial comentó que el registro de cédula de Arquímedes indica que nunca tuvo problemas con la ley.

Dolientes indicaron a DLA que estuvo dedicado a labores de albañilería y cuando no tenía trabajo hacía helados tipo tetas para vender en la calle. Aunque estaba residenciado en el estado Trujillo la madre de sus dos hijos reside en Caja Seca estado Zulia.

Algo que no convenció a los organismos de seguridad fue la identificación del fallecido, puesto que coincide con la de un valerano y la única diferencia entre los dos hombres es la edad.

Sospecha

El cadáver del infortunado no se entregó a los familiares el día de ayer puesto que se presentó un inconveniente con su documento de identidad y ante la sospecha de que portara la cédula de otra persona, las autoridades decidieron profundizar las investigaciones

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0