DLA - Sucesos | 11/08/2017 | 2:33 pm
“Carteristas” y “manos de seda” al acecho
Incrementan hurtos en el centro de Valera

Las personas se aferran a sus bolsos para evitar ser robadas.

Gráficas: María Gabriela Danieri

La capital comercial del estado Trujillo se ve arropada por una ola criminal que tiene en jaque a la colectividad que hace vida en el municipio. Los robos registrados a menudo a plena luz del día aumentan, pero una antigua modalidad de hurto ha salido nuevamente a relucir. Las fuerzas policiales incrementan la vigilancia en el casco central de la ciudad para resguardar a la ciudadanía

Carlos Alberto Flores/ECS.-

Los recurrentes atracos que sufren las personas en la ciudad de las Siete Colinas por parte de motorizados armados, no cesan. Ahora, una antigua modalidad ha tomado un nuevo auge entre la colectividad trujillana. Se trata de los delincuentes que se les conoce como “carteristas” o "manos de seda”, estos no usan la violencia ni la intimidación para despojar a sus víctimas de sus pertenencias, sino por el contrario, usan la habilidad de escabullirse entre la muchedumbre, y al detectar a su víctima, se le acercan y sustraen algún objeto de valor, ya sea de los bolsillos de pantalones, bolsos o carteras.

Modus operandi

Previo al crimen, los malhechores estudian a su víctima desde una distancia prudente, esto les permite tener visión periférica de su entorno y detallar si la persona posee algún objeto de valor o dinero en efectivo para quitárselo. Los "carteristas", como también se les conoce, actúan en grupo de dos o cuatro, todos cumplen distintas funciones con el fin de recabar la mayor cantidad de datos acerca del ciudadano que será despojado de sus pertenencias.

En la mayoría de los casos, acechan al individuo en lugares concurridos y donde haya la mayor cantidad de transeúntes para perderse entre la multitud. Muchos entablan conversación con su víctima, y mientras esta se distrae y entra en confianza con el malhechor, otro sujeto se acerca a la persona y sin que esta lo sospeche, le arrebata sus objetos personales.

Testimonios

Un estudiante universitario aseguró haber sido víctima de estos individuos. “Iba al centro a horas del mediodía y en la parada de El Ajedrez sentí que me estaban abriendo el bolso, no le presté mucha atención ya que a esa hora hay demasiada gente en la parada esperando bus. El golpeteo en la parte trasera de mi morral era constante, por eso decidí darle vuelta y colocármelo adelante. Cuando me fijé en el bolsillo pequeño vi que estaba abierto y me habían quitado el dinero que llevaba ahí”, comentó.

Los ciudadanos que permanecen horas en colas para cobrar sus respectivas pensiones, también son los afectados. Una señora de la tercera edad declaró que una mujer se le acercó y se percató que la estaba siguiendo desde que salió del banco. “Una joven me quitó el monedero de mi bolso sin que yo me diera cuenta, luego caminó más rápido y me di cuenta que lo había tirado a la basura. Llamé a la policía y arrestaron a la mujer con el dinero que me robó”, aseveró.

Puntos rojos

Los ladrones frecuentan las paradas de transporte público más concurridas de la ciudad, como lo son la de El Ajedrez y la ubicada en la avenida Bolívar entre calles 10 y 11. A mediodía es cuando se registran mayores hurtos, debido a la gran cantidad de personas que se dirigen a sus casas a almorzar o al trabajo. Los diferentes cuerpos de seguridad intensifican la vigilancia en los múltiples puntos estratégicos de la ciudad para disminuir los hurtos y apresar a los delincuentes.

Las más Leídas
Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions