DLA - Especial | 11/08/2017 | 2:53 pm
39 Aniversario DLA
Una idea monumental

Gráficas:

Su vigencia ha permitido el impulso del turismo en la entidad y en consecuencia, la proyección de Trujillo a  nivel nacional e internacional. Es la estatua mariana más alta del mundo, y el monumento habitable más alto de América Latina.  Hace 33 años es la representación física de la mirada de la Madre de Dios al pueblo trujillano  

Lalimar Alvarado [email protected] .-

En la víspera del aniversario de este rotativo, exaltamos las ideas que han hecho grande al estado Trujillo, y esta, sin duda, fue una idea monumental.

Al aproximarse a la entrada del municipio Trujillo, los turistas se predisponen a ver, a lo lejos, en uno de los puntos más altos de la ciudad capital, la colosal escultura. A una distancia de unos 4 kilómetros, ya se comienza a notar su túnica de apariencia grisácea. Allá está, sobresaliente, majestuosa y elevada en la montaña, donde mira cuidadosa a El Valle de Los Mukas.

El historiador trujillano Gilberto Quevedo Segnini, en su libro “Monumento a Nuestra Señora de La Paz”, narra que el proyecto de su construcción data del año 1958, cuando un grupo de más de 30 personas encabezadas por el profesor Laudelino Mejías y el presbítero Vicente Valera Márquez, además de distinguidas personalidades de la ciudad, se plantearon consolidar el anhelo que posteriormente se vio frustrado.

La idea

De acuerdo al material bibliográfico, el proyecto primigenio era edificar un monumento de siete metros, pero no fue sino 25 años más tarde, cuando se logra concretar esta aspiración. La idea surge de  un diálogo entre dos trujillanas: la primera dama, Doña Betty Urdaneta de Herrera, esposa del presidente de entonces, Luis Herrera Campins y la doctora Dora Maldonado de Falcón, gobernadora de la entidad para esa fecha.

La aspiración le fue planteada al presidente, quien se mostró interesado y consideró que la escultura debía medir unos 50 metros  para darle la proyección esperada. Se reunieron con el escultor español Manuel de la Fuente, quien presentó tres proyectos, habiéndose escogido el más acorde con la identidad y tradición trujillana, relata Quevedo Segnini.

El 21 de enero de 1982 el presidente Luis Herrera Campins decreta la edificación del monumento y a la par, constituyen en el estado Trujillo la Fundación Monumento a la Paz, integrada por diversas personalidades de la ciudad. Dos días después, se lleva a cabo la bendición de la piedra fundacional.

Construcción

Inician las gestiones para la promoción de la construcción del Monumento, mediante donaciones y aportes de personas, empresas, instituciones y colaboraciones. Durante más de nueve meses se hicieron los trámites. El doctor Pedro Cruz Araujo hace el donativo del terreno, en el cerro mejor conocido como La Peña de la Virgen, a una altura de 1.600 metros sobre el nivel del mar, a 11 km al suroeste de la ciudad.

Inicia la primera fase de la construcción, como lo fue el estudio del terreno. El doctor Rosendo Camargo, catedrático de Matemáticas de la Universidad de Los Andes fue el encargado de los cálculos y estudios de resistencia de la inmensa escultura de cabilla y cemento, con 46,72 metros de altura, 16 metros de ancho, 18 de profundidad en la base y unas 1200 toneladas.

Solemne acto inaugural

Once meses más tarde, fue culminado e inaugurado en un solemne acto. “Cuando faltaban 15 minutos para las 12, hizo su arribo a la montaña el presidente Luis Herrera Campins, muy sonriente, junto a su esposa, la trujillana Betty Urdaneta de Herrera, quien lucía un vestido rojo”, describió el periodista Francisco Graterol Vargas, gerente de información de este medio, quien dio cobertura al acto el 21 de diciembre de 1983, año bicentenario del nacimiento del Libertador Simón Bolívar. 

En sus breves palabras a la prensa, el presidente expresó “Este monumento es de mucha significación para nosotros, porque simboliza la lucha que hemos tenido por tratar de lograr la paz continental y del mundo (…) el pueblo trujillano debe estar contento con esta obra que simboliza a la paz”. Mencionó que el escultor Manuel de la Fuente estaba “un poco escéptico pero luego aceptó la propuesta”.

Mientras Dora Maldonado, primera gobernadora del estado, pronunció “estamos colocando a Trujillo en una vieja vanguardia de las aspiraciones de todo pueblo, como es la paz. Esa imagen que tenemos ahí en frente es más que una estatua, es un mensaje a la cualidad más pura del ser humano, como es el amor”.

La nota de prensa narra que la bendición estuvo a cargo del recién ordenado cardenal José Alí Lebrún. Al final del evento, se difundió un mensaje del papa Juan Pablo II, grabado en un casette. Con un castellano muy fluido, dijo “honorables hermanos, al ser informado de la inauguración de esta obra en Trujillo, del Monumento a la Paz, que representa a la Virgen María, he querido unirme personalmente a ese acto significativo”.

Más adelante, destacó: es aleccionador que en Trujillo, en Venezuela, en esa ciudad fundada hace 427 años, llena de historias, se erija hoy un monumento dedicado a la paz del mundo. Al finalizar el discurso, unas 500 palomas alzaron vuelo desde los brazos del monumento. 

Turismo

Con 33 años de creado, el Monumento a La Paz  es una de las principales atracciones del turismo en el estado Trujillo. Ha impulsado la optimización de las vías, la construcción de restaurantes y posadas que se traducen en mayores fuentes de empleo y desarrollo para la región.

Discrepancias

Ante las diferencias que existen entre la imagen colonial de la patrona de los trujillanos y el Monumento, el párroco Carlos Cabezas, quien fue nombrado segundo obispo de Punto Fijo el 4 de junio de 2016, por el papa Francisco estableció la distinción entre ambas: la primera lleva una palma en la mano, la figura religiosa es Nuestra Señora de la Paz; mientras que el Monumento es un ícono de la paz mundial.

Alí Medina Machado, investigador y profesor del Núcleo Universitario Rafael Rangel (Nurr), explica que en Trujillo, en el aspecto religioso -como en otros- ha estado presente lo simbólico en una relación real-maravilloso, real-fantástico. “Tenemos mitos, tradiciones y leyendas. Pero la Virgen de La Paz y la Virgen del Rosario no son una leyenda, son una realidad”.

Frase

“Alguien comentaba su carencia material de una aureola; y le respondimos que el Creador se adelantó poniéndole una dorada diadema de estrellas en comba sideral”.

Gilberto Quevedo Segnini.

Cifras

1.200.000

Toneladas es el peso de la obra según los cálculos y estudios matemáticos del ingeniero merideño Rosendo Camargo.

9.000.000

De bolívares fue el costo de ejecución del Monumento a La Paz

1600

Metros sobre el nivel del mar está enclavado este histórico Monumento

11

Meses duró la ejecución. En su construcción participaron obreros trujillanos bajo la dirección del escultor Manuel de la Fuente.

Datos de interés

- Es la estatua dedicada a la Virgen María más alta del mundo, es considerada una de las nuevas maravillas del mundo moderno y Patrimonio Histórico Cultural.

- Manuel de la Fuente ganó la Bienal "Simón Bolívar" en Arte. Murió el 4 de marzo de 2010 en el estado Mérida.

 

- La estructura cuenta con cinco miradores desde donde se pueden observar paisajes y zonas de seis municipios del estado Trujillo, la Sierra Nevada del estado Mérida y el Lago de Maracaibo, hacia el sur.

 

- En sus alrededores tiene jardínes y caminerías. La altura de la obra proporciona una espectacular vista panorámica de la región.

- Tiene la única capilla en forma de domo que existe en Venezuela. Su cúpula ostenta un colorido vitral  que, atravesado por la iluminación natural, resalta la imagen de una paloma como símbolo inequívoco de la paz.

- En la mano derecha, pegada a su cuerpo casi a la altura de la cintura, la imagen exhibe una paloma blanca con las alas abiertas y la cabeza erguida, que constituye el símbolo de la paz.

 

- La importante obra turística en su primer año, generó más de 300 empleos en forma directa y otros 200 indirectos. Se calcula que por lo menos unas cien mil personas lo visitaron en los primeros 12 meses luego de su apertura.

 

- La base o mesa principal donde descansa la estructura del monumento, es antisísmica, de ocho metros de profundidad, con enrejado de cabilla del más grueso espesor, lo que hace a la mole resistente a cualquier movimiento sísmico hasta de 7.9.

 

  • En un homenaje que recibió el artista Manuel de la Fuente, comentó que el rostro de su obra podría estar inspirado en el de su madre, a quien viera por última vez en el aeropuerto al venirse de España en 1958, extracto del libro Monumento a la Paz de Gilberto Quevedo Segnini
Las más Leídas
Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions