DLA - Politica | 17/06/2017 | 1:00 am
Luisa Ortega Díaz ha sido clave en la crisis venezolana
¿Hacia dónde va la Fiscal?

“El día que repartieron el miedo, yo no llegué”, dijo Ortega Díaz a principios de junio.

Gráficas: Archivo Digital DLA

Desde el 31 de marzo, los movimientos de Luisa Ortega Díaz son observados con mayor cautela que de costumbre. Las diferencias entre la responsable de la acción penal y otros Poderes institucionales son más evidentes; sin embargo, no son recientes

Alexander González //[email protected] .-

Lo que en un principio comenzó como un “impasse” entre los poderes del Estado, ahora pareciera un distanciamiento claro, sin medias tintas ni vuelta atrás. Al extremo que los medios de comunicación del Estado no transmiten en vivo las declaraciones de Luisa Ortega Díaz. Al parecer, primero hay que saber qué va a decir la Fiscal General de la República para sacarla al aire. Sus pronunciamientos han generado grandes sorpresas.

La rubia platinada en más de una ocasión levantó su voz para ponerse al lado de los casos más polémicos y cuestionados, alegando apego a las leyes nacionales, como en el proceso contra la juez María Lourdes Afiuni, el banquero Eligio Cedeño, el dirigente de Voluntad Popular Leopoldo López, el exfiscal Franklin Nieves, el exmagistrado Eladio Aponte Aponte, sin que nunca importara la presión de calle o incluso internacional. Su posición fue siempre en apoyo “al cumplimiento de las leyes”.

En su currículo no sólo están el juicio contra Carlos Ortega, exdirector de la CTV; contra los directivos de la ONG Súmate; los firmantes del acta de Carmona Estanga, sino también los procesos contra banqueros, dueños de bolsas de valores, estudiantes que protestaban en contra del cierre de Rctv, los simpatizantes de La Salida del 2014.

A la inversa

Luisa Ortega Díaz siempre negó la figura de los llamados presos políticos, sólo eran personas investigadas en “procesos justos”. Hoy, la Fiscal General recibe fuertes críticas de quienes antes salían en su defensa y genera gran expectación entre quienes la tildaban de cómplice.

¿Buscará destituir a Maduro?

Los rumores en torno de la funcionaria van desde la renuncia, la remoción o la petición de antejuicios de mérito a distintos representantes del Poder Público nacional, incluso la posibilidad de que proponga un proceso de destitución del Ejecutivo de turno. En la actual situación, ya los comentarios en contra de ella son públicos, e incluso tomaron micrófonos y nombres, como los realizados por el diputado Pedro Carreño, una voz dura del Gobierno como lo es Freddy Bernal e incluso el mismo vicepresidente Ejecutivo, Tareck El Aissami.

Luisa usa nuevos lentes

Hay una nueva realidad visible para Ortega Díaz desde el 31 de marzo. Ante la pregunta de por qué el cambio en el proceder de la Fiscal, hay quienes dicen - entre otras cosas- que estos distanciamientos comenzaron a mostrarse con la resolución 008610 del Ministerio de la Defensa, del 27 de enero de 2015, titulada Normas sobre la actuación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en funciones de control del orden público, la paz social y la convivencia ciudadana en reuniones públicas y manifestaciones, en la que se establece incluso el uso de armas de fuego en los casos en los que se considere riesgo de “violencia mortal”.

Antiguas quejas

Ese documento levantó grandes quejas -según reseña la articulista de Diario Panorama, Sabrina Machado- al extremo que Ortega Díaz nombró a un grupo de fiscales para que evaluaran los alcances de los 30 artículos de la resolución. La comisión estuvo encabezada por el hoy vicefiscal general de la República, Rafael González Arias.

“Esa resolución incorporó, sobre todo en los artículos 5.5 y el 15.9 el uso de armas de fuego (en una protesta); yo creo que eso resulta innecesario; estas observaciones las estamos mandando al Ministerio de la Defensa”, indicó el 29 de enero de 2015 Ortega Díaz. El 29 de junio del 2016, el TSJ declaró improcedente un recurso de nulidad interpuesto en contra de la resolución.

No lo avizoraron

Por ello se considera que ya son dos años de dimes y diretes con diversos representantes del Gobierno e instancias de poder, situación que jamás se previó el 22 de diciembre de 2014, cuando fue ratificada en su cargo por la Asamblea Nacional presidida por Diosdado Cabello, en contra de la opción de la exmagistrada Miriam Morandy.

Su nombramiento, al igual que el de los dos representantes más del Consejo Moral Republicano, generó molestias y denuncias por parte de la oposición, al considerarse ilegal ya que no contaba con el respaldo de la mayoría calificada, como -según aseguraban- era necesario para cumplir con los preceptos constitucionales. Hoy en día las apreciaciones hacia la Fiscal han cambiado de manera radical. Su trabajo en el tablero político genera bastante expectativa sobre: ¿cuáles son los planes de la Fiscal en medio de la crisis nacional?  

El último movimiento de la Fiscal

Luisa Ortega Díaz interpuso el pasado jueves 15 de junio ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), tres recursos de nulidad contra los decretos presidenciales mediante los cuales se convocó a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y se establecieron sus bases comiciales, además contra las decisiones del Consejo Nacional Electoral (CNE) relacionadas con ese proceso.

Denunció que hasta ahora se desconocen las condiciones en las que se conformarán los registros electorales sectoriales, su auditoría, la modalidad de elecciones, observadores y testigos electorales, así como la duración de la ANC.

La Fiscal General interpuso un recurso contencioso electoral de nulidad contra el Consejo Nacional Electoral (CNE) por violar los principios de legalidad administrativa al llevar a cabo el proceso constituyente sin dictar actos previstos en la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos y modificar las condiciones por las cuales se rige el proceso.

“Con ello se violó la universalidad e igualdad del voto, la supremacía constitucional, progresividad de los derechos humanos y el derecho al sufragio”, señala el Ministerio Público.

También solicitó la abstención de los magistrados de la Sala Electoral por haber declarado inadmisible el recurso de aclaratoria interpuesto por la Fiscal, así como de los magistrados Fanny Márquez y Christia Zerpa y sus suplentes, por haber sido designados en un “proceso irregular”. En los tres recursos se solicitó amparo cautelar para suspender los efectos emanados de los decretos presidenciales y de las decisiones del CNE.

 

 

¿Quién es Ortega Díaz?

Si hay una mujer con credenciales en la llamada Revolución del Siglo XXI es Luisa Marvelia Ortega Díaz. Abogada venezolana, de 59 años, al frente de la Fiscalía General de Venezuela desde 2007 y fue ratificada en 2014 por la Asamblea Nacional (entonces chavista) en el cargo que debería ocupar hasta el 2021. Fue ella la única que se atrevió a alzar la voz -hay quienes dicen que luego de conversar con el ministro de Defensa, Vladimir Padrino- para cuestionar las dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que anularon las funciones del Parlamento, de mayoría opositora, y que fueron calificadas como el último paso hacia la dictadura en Venezuela. Comentarios como “la Fiscal ha hecho más en dos meses que la Asamblea Nacional en dos años” abundan en las redes sociales.
Las más Leídas
Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions