DLA - Agencia | 19/06/2017 | 10:29 am
Fiebre aftosa llegaría a Norte de Santander producto del contrabando
Por Rosalinda Hernández.-

El incremento en el tráfico ilegal de ganado y carne en canal desde Táchira hacia la ciudad de Cúcuta ha levantado las alertas en las asociaciones de ganaderos del vecino país que ven con preocupación el riesgo de contaminación en los rebaños locales

Representantes del gremio ganadero del departamento Norte de Santander revelaron que ha caído en un 96.25% el sacrificio de animales en los mataderos de la zona, debido al contrabando de carne en pie y canal que llega a la Cúcuta a través de los caminos verdes o trochas procedentes de Venezuela.

“Nos preocupa muchísimo que se continúe permitiendo o tolerando, a pesar de los esfuerzos que hacen las autoridades, la llegada de una gran cantidad de ganado en pie y de carne de canal para el consumo no solo del área metropolitana sino que hay ganado de levante que llega al interior del país, precisó  Andrés Hoyos, director del Comité de Ganaderos de Norte de Santander (Coganor).

Lo que más llama la atención al sector es la latente amenaza de una epidemia al ingresar de manera ilegal a territorio colombiano, animales o carne de canal sin control sanitario  de ningún tipo. Situación que puede desatar una epidemia de fiebre aftosa en la región, alertó Coganor.

“Tenemos una amenaza permanente contra la sanidad nacional de que ingrese nuevamente al territorio nacional la fiebre aftosa es terrible y nos dejaría a los cucuteños en el peor de los escenarios, con vergüenza porque por acá entra la fiebre aftosa al territorio nacional”, advirtió el representante de Coganor.

El contrabando de porcinos es otro agravante que se suma a la crisis de sanidad animal en el Norte de Santander, agregó Hoyos.

“Además de la fiebre aftosa que los porcinos podrían traer, también son portadores de otra peste más grave, que es la fiebre porcina clásica”.

La llegada de ganado desde Venezuela por los caminos verdes a Colombia, mantiene las plantas de sacrificio animal (Friogan y Frigofrontera) con bajas estadísticas en el sacrificio de animales.

“Hay días en donde solo se sacrifican 15 animales cuando el consumo del área metropolitana de Cúcuta en carne bovina es de 400 animales día”.

“Es un mal que nadie detiene”

El ganadero venezolano y ex presidente de la Asociación de Ganaderos del Táchira (Asogata), reconoce la lucha que viene librando el país vecino para obtener la certificación internacional de “libre de fiebre aftosa” que los autorice a importar y exportar ganado.

Algunos departamentos colombianos ya han sido declarados “libre de aftosa”; sin embargo, los que están cerca de la frontera colombo-venezolana no han recibido la certificación de sanidad, entre ellos el Norte de Santander.

“Esto sucede porque los ganaderos de Norte de Santander cuantificaron que lo que puede pasar la gente entre ganado en pie y la gente en un bachaqueo de carne puede llegar al departamento colombiano entre 400 y 500 reses diarias”, precisó Luis Hernández.

Más de 60 pistas clandestinas se han denunciado a las autoridades en reuniones binacionales y hasta el momento poco o nada se ha hecho para detener el contrabando de carne y animales al Norte de Santander, lo que acrecienta los posibles contagios de fiebre aftosa.

Con la llegada de las “políticas revolucionarias”, dijo el expresidente de Asogata, el monopolio de la administración de las vacunas animales se las reservó el Gobierno nacional y los laboratorios de distribución de medicina veterinaria no pueden importar los medicamentos.

“Nos han metido unas vacunas de otras procedencias, inclusive de ganado de zonas de menos desarrollo ganadero que Venezuela. Dudamos de la efectividad de esas vacunas y de la efectividad de la cobertura de los planes de vacunación aplicados en los campos venezolanos”.

Las campañas de vacunación son una forma de medir los rebaños del país, en las últimas asambleas realizadas por el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (Panaftosa), Venezuela ha presentado números inconsistentes en relación al número de rebaños vacunados.

“Según las últimas cifras presentadas el tamaño del rebaño nacional estaba alrededor de los 15 millones de cabezas de ganado  vacunado y no es cierto, no estamos en esos niveles”.

De acuerdo a las estimaciones de la Federación Nacional de Ganaderos, los rebaños venezolanos vacunados contra la fiebre aftosa se ubican en los 12 millones de animales. De lo que no se tienen cifras precisas es cuántos de ellos han sido vacunados contra la fiebre aftosa.

Las campañas de vacunación animal han sido deficientes en el país en cuanto a las vacunas y a la calidad de las vacunas. Por lo que es posible que Colombia esté alerta ante el ingreso de carne de contrabando, precisó Guanipa.

“Si la frontera está cerrada, cómo llegan estos animales a Colombia. Estos animales van totalmente ilegales, sin ningún tipo de papel porque lo máximo que pudieron obtener es una guía de movilización a un sitio cercano de la frontera”.

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions