DLA - Agencia | 12/06/2017 | 10:18 am
Oposición le apuesta todo a la desobediencia civil
Por Mariana Duque.-

La tan nombrada desobediencia civil parece ser la premisa de quienes se oponen al Gobierno de Nicolás Maduro y su constituyente. Impedir un cambio en la Constitución depende para muchos de esa acción cívica, de calle

La frase desobediencia civil se ha convertido, de acuerdo al verbo de quienes integran la Mesa de la Unidad Democrática –MUD-, en la salvación de todo, en el elemento de resolución del conflicto, lo que evitará una Asamblea Nacional Constituyente –ANC- que no fue sometida a referéndum consultivo, y el punto clave para resolver la crisis política, económica y social en Venezuela.

Pero ¿qué es la desobediencia civil?, ¿cómo entenderla?, ¿cómo ejercerla?, ¿en qué parte se especifica qué se hace?, ¿al Gobierno le importa?, si ya se rompió el hilo constitucional según la Asamblea Nacional y la propia Fiscal General de la República lo confirma, ¿alguien puede desarrollar un artículo de la Carta Magna y ser tomado en cuenta?

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela –Crbv- explica el artículo 350 de la siguiente manera: “El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”.

La oposición lo acompaña en su discurso del artículo 333, que indica: “Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia”.

En tal sentido, dirigentes estudiantiles y políticos aseguran que ante la fecha establecida para una elección de constituyentistas -30 de julio- el Consejo Nacional Electoral –CNE- los delimitó para cambiar de gobierno por la vía pacífica. Aseguran que esto va de la mano con el desconocimiento de los poderes públicos que estarían de espaldas a la Carta Magna, como el Tribunal Supremo de Justicia –TSJ-, el mismo ente rector electoral y la Defensoría del Pueblo.

RESISTENCIA NO VIOLENTA.- Como la muestra más grande para desconocer un gobierno que estaría actuando por fuera de la Constitución, a través de una resistencia no violenta, describe el dirigente estudiantil de la Universidad Católica del Táchira –Ucat-, Fernando Márquez, la desobediencia civil.

Explica que el ciudadano puede ejercer el artículo 350 de la Carta Magna de distintas formas simbólicas, no solo a través de marchas y manifestaciones de calle; sino también por medio de la oración, los paros escalonados y cualquier medio alternativo. Recuerda que en el año 2015, un grupo de jóvenes realizó una huelga de hambre que conllevó a la celebración de las elecciones a la Asamblea Nacional. “En el 2013 los jóvenes nos encadenamos en la magistratura del TSJ en Chacao, y logramos que dijeran la verdad sobre la muerte del presidente Chávez. Son avances de la lucha no violenta”, expresa.

Momentos difíciles llegarán junto a la lucha escalonada, afirma; pero está convencido de que los días por venir son fundamentales para salir de la dictadura. En resistir y persistir hasta alcanzar un objetivo, que trascienda a los colores políticos, que una a los venezolanos en el deseo común del cambio de un gobierno, que está fuera del Estado de derecho, que violó la Constitución de la República, estaría el sentido de la desobediencia.

“En esta ofensiva de desobediencia civil vamos a una lucha escalonada, que es la muestra más grande que podemos dar en las próximas semanas, desconociendo esta Asamblea Nacional Constituyente Comunal, que viola los principios fundamentales de nuestra Constitución porque no es originaria, es de un club de amigos de Maduro para quedarse con todo el poder y así oprimir al pueblo venezolano, y que se establezca una dictadura que viole todos los derechos de la ciudadanía”.

Márquez comenta que los venezolanos deben desconocer a un sistema que quiere acabar con la calidad de vida, el presente y el futuro de todas las generaciones de venezolanos, por lo que considera que quienes participen en la ANC pasarán por sobre la sangre de los caídos y de los presos políticos, a quienes llama “los verdaderos héroes de la lucha de la desobediencia civil”.

Aclara que lo que se vivirá en las próximas semanas, apegados al artículo 350 de la Crbv, no será un mecanismo de ataque sino de defensa, donde los ciudadanos se defenderán de la opresión de los organismos de seguridad. Está seguro que llegará una etapa en la que millones de venezolanos estarán en la calle, y los funcionarios militares y policiales no usarán más sus armas contra el pueblo.

“Que no le extrañe a Nicolás Maduro que un pueblo que se mantiene en las calles entre a la capital en algún momento, a decirle que no quiere ninguna Asamblea Constituyente”.

“REBELARSE A LA IMPOSICIÓN”.- “La Constitución tiene dos artículos que valen oro, el 350, a través del cual, cuando se pretenda por cualquier medio desconocer el texto constitucional, la población, el ciudadano, tiene el legítimo derecho y el mandato constitucional de defender esa Constitución. Eso sería desobediencia a imposiciones de tipo totalitario, imposiciones fuera de la norma, al desconocimiento de la ley, al desconocimiento de todo lo que tiene que ver con el reconocimiento del otro, y el 333 que dibuja en esencia el legítimo derecho del ciudadano a rebelarse ante cualquier imposición que desconozca el texto constitucional”.

La afirmación corresponde al diputado a la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, quien conversó con el “Semanario Los Andes” durante su visita al Táchira, en relación a la desobediencia civil.

Si las autoridades están implícitas en burlar la Carta Magna, el pacto social que se estableció en el año 1999, acota que el pueblo las desconocerá. Para él, la desobediencia civil se ejerce con distintas manifestaciones, y está convencido de que el venezolano tiene suficiente cultura política para ello, adquirida durante los años de la alternancia en el poder. “Luego de salidos de la dictadura de Gómez, derrotada la dictadura de Pérez Jiménez, el Gobierno entró en un ciclo de activación de la actividad del ciudadano, del ejercicio del reclamo del ciudadano, que en términos constitucionales está establecido en dos lecturas: el reclamo social y la réplica constitucional. El reclamo social es el que ejerce el ciudadano cuando siente que ha perdido sus condiciones de vida, cuando siente que las políticas públicas luego de la contraloría social, son deficientes o son fallidas, cuando el modelo político que se pretende imponer no es cónsono con el día a día, y con su propia e innata cultura democrática”.

Precisa que entre el reclamo social y la réplica constitucional está la activación del ciudadano, y puede hacerlo de manera pacífica, cívica, democrática. Destaca la necesidad de consultarle al soberano.

Zambrano asegura que la desobediencia civil puede frenar el proceso constituyente si existe un reclamo articulado de todos los factores que conforman la sociedad democrática venezolana. “Vamos a esperar cuál es la decisión de los próximos días que prometen ser muy reveladoras para los venezolanos, a ver cuál va a ser el final”.

ESTAMOS EN DESOBEDIENCIA.-Venezuela está en desobediencia civil desde el mes de abril, según explica al “Semanario Los Andes” el diputado al parlamento nacional, Luis Florido, quien asegura que en Venezuela hay un pueblo en rebelión pacífica, que busca salir de un gobierno a través de un proceso de elecciones generales.

“Cuando se rompe el orden constitucional en el mundo se resuelve con elecciones, bueno en Venezuela tiene que haber elecciones. Aquí estamos en desobediencia civil, esto va a seguir reforzándose. Aquí vienen muchos más plantones, aquí viene la posibilidad de un paro nacional. Vendrán acciones más fuertes hasta que logremos la salida de Nicolás Maduro del poder”, agrega.

Camilo Rodríguez: “Estamos decididos a salir a manifestar pacíficamente cuando sea necesario, y si es necesario a diario, porque los venezolanos y los tachirenses estamos decididos a acabar con esta dictadura. No podemos seguir viviendo amarrados a una crisis social, política y económica, solo por el capricho de quienes ahora están en el poder, tenemos que activarnos, hacer lo que está escrito en la misma Constitución de la República, porque no solo es un derecho; sino que también es un deber rescatar al país de las injusticias”.

Mayra Carrero: “Este es un régimen que ha acabado paulatinamente con nuestro país, con nuestros beneficios, ha expropiado nuestros derechos, violado la Constitución y necesitamos volver al camino correcto, a la moral, al espíritu de tranquilidad, paz y hermandad de los venezolanos. Lamentablemente con este gobierno se infiltraron maleantes, delincuentes, que destrozaron el país y las empresas. Tenemos que recuperar nuestro sistema económico, nuestras empresas, para que podamos tener alimentos, medicinas y lo que necesitemos”.

Magredis Ferrer: “Me mantengo saliendo a protestar porque estoy en desacuerdo con la mayoría de las políticas gubernamentales, sobre todo con la Asamblea Nacional Constituyente. Esta es una protesta pacífica, somos gente adulta en la mayoría, con total civismo. Tenemos el derecho a protestar, a salir, sin capuchas, con nuestros rostros y no ser perseguidos por ello, porque la Constitución lo establece y esta es la única manera de ser escuchados en el país y en el mundo entero. No podemos quedarnos en las casas, así llueva o haga sol”.  

Davis Jaimes: “Nos mantendremos haciendo manifestaciones pacíficas hasta quedarnos constantemente en las calles, con el fin de que el Gobierno escuche al poder ciudadano. Queremos recuperar la democracia, los dictadores siempre nos juzgan y nos dicen que somos terroristas. Si ser terrorista es querer un mejor país, en el Táchira entonces todos somos terroristas. Vamos a recuperar la democracia, juntos en la calle, vamos a salir poco a poco, porque quedan dos meses para impedir esa Constituyente que es antidemocrática y anticonstitucional”.

Yorke Alejandro: “Salgo pacíficamente por los estudiantes y dirigentes juveniles detenidos en los distintos centros penitenciarios del país. Los ciudadanos deben dejar la indiferencia y darse cuenta que más de 60 personas han perdido la vida buscando la libertad, y que otras más la pierden a diario detrás de unos barrotes, en una celda. Pedimos que por favor salgan y nos apoyen, porque desde sus casas no van a revivir, ni van a sacar a los muchachos de las prisiones. Es en la calle, reclamando nuestros derechos que se logrará una Venezuela libre, como la que soñamos”.

 

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions