DLA - Agencia | 10/04/2017 | 10:49 am
¿Pasaje o comida?
Publicado en Los Andes Semanario del Táchira edición 62 por Rosalinda Hernández.-

Los incrementos de cerca del 1.000% en las tarifas de transporte público que se han dispuesto desde febrero de 2016 a la fecha, hacen insostenible el pago diario del pasaje  al trabajador

Bien agarrados en la batea de los camiones que  transportan ganado, o en camiones volteos, en motos o en cualquier otro tipo de automotor prefieren trasladarse los docentes que desde San Cristóbal u otra localidad cercana al municipio Uribante,  deben llegar a Pregonero para cumplir con la faena laboral, antes que pagar un pasaje.

Un docente de primaria gasta en promedio 36.000 bolívares  mensuales en traslado desde la casa hasta el lugar de trabajo lo que representa un 60 % del salario devengado.

“Si gasto 36 mil bolívares mensuales pagando pasajes no podré llevar el sustento a mi familia porque el cesta tickets alcanza solo para 10 días de alimentación. Nos vemos en la penosa necesidad de pedir cola para llegar a los puestos de trabajo y regresar a casa”, explicó Carmen Méndez, docente que trabaja en la zona sur del Táchira.

De acuerdo a la profesional de la educación a diario se trasladan “en cualquier vehículo que se conduela de la situación. Sin importar las inclemencias del tiempo: lluvias o sol. Algunas colegas toman hasta tres colas,  es decir van haciendo escalas porque no pasan carros que vayan  directo al destino que llevamos”.

Carmen, esperaba sentada la mañana del pasado martes el autobús que la llevaría al lugar de trabajo, pero la buseta que normalmente sale a las 8 de la mañana, este martes no salió porque el cupo de pasajeros era escaso para hacer el largo trayecto.

“Hoy no llego temprano a mi trabajo. La buseta de 8 no salió porque hay pocos pasajeros, incumpliendo su compromiso de prestar un servicio público. Ahora tengo que esperar la que sale a las 9 y 15. O sea llegaré a trabajar a las diez y media prácticamente y los estudiantes que hoy tenían evaluación se quedaron esperando. Habrá que reprogramar”.

De dos a cuatro unidades de transporte deben tomar diariamente, como mínimo, la mayoría de los tachirenses que no cuentan con un medio de movilización propio.

El ajuste en las tarifas de las rutas urbanas que empezará a regir el 1º de mayo ubicará el pasaje en 200 bolívares, lo que representa para quienes devengan un salario mínimo mensual, dejar una quincena en el cajón del busetero.

Además del hueco económico los usuarios aseguran ser maltratados y discriminados por quienes prestan el servicio que no solo les exigen la cancelación del aumento, aun y cuando legalmente no se ha concretado, sino que además incumplen los horarios de salida establecido y suben a la unidad más personas de las permitidas según la Ley de Transporte y Tránsito Terrestre.

En Febrero de 2016 la tarifa de transporte urbano quedó en Bs. 35, según la Gaceta Oficial Extraordinaria N° 6.221. A partir del mes de agosto el aumento sería a 45 Bs. y se empezaría a cobrar 50 Bs. desde el 15 de noviembre. Nada de esto se cumplió debido a la inflación registrada al cierre de 2016 que superó el 500%, indicó el gremio del transporte.

Desde el Concejo Municipal de San Cristóbal se han hecho propuestas para que el incremento del pasaje se haga de manera considerada “sin afectar al usuario del transporte. De lo contrario vamos a tener que aplicar a través del Ejecutivo Municipal y del Concejo Municipal lo que establece la Ordenanza”, lo dijo  Jesús Salcedo concejal de San Cristóbal.

Hablan los usuarios

Mayra Martínez: “Estoy en medio de una encrucijada al calcular que con el aumento trabaja solo para pagar transporte y medio comer”. Pide a la Alcaldía y al Gobierno nacional, “recapaciten, aumenten el sueldo o fijen un bono de transporte porque no tenemos cómo pagar”.

 

Any Fernández: “Esto es fatal, una quincena se me va en pago de transporte. Agarró entre cuatro a cinco buses diarios y gasto 1.500 bolívares  por día, a la semana son 10.500. Para quienes pagan alquiler, comida y tienen hijos esto es duro.

 

Nelina Quintero: “La alcaldesa no debería permitir el aumento. Si multiplica el valor del pasaje por el número de usuarios se da cuenta uno que el dinero que están haciendo es mucho. El aumento  también es suburbano, vivo en Palmira, y quedó en 450. Gasto 1.300 diarios.


 

Pedro González: “El aumento de pasaje es injusto porque “nosotros los usuarios no tenemos qué resolverle los problemas a los transportistas. Si antes del aumento estaba afectado, ahora más que el incremento es del 100%.

 

 

Franklin Useche: “Para cualquier usuario que viva fuera de San Cristóbal como en el casco urbano el aumento es rudo porque estarían gastando más de 1.000 bolívares diarios y el sueldo no alcanza para  costear el pasaje. Hay que limitarse a comprar lo necesario.

Lisbeth Roa: “El aumento es injusto y la situación del país no ayuda. No es posible que se ganen 1.300 bolívares diarios y gastamos 1.200 en transporte. La presión de los transportistas me ha obligado a pagar el aumento aun cuando no es oficial.

Danny Ibañes: “No estoy de acuerdo porque nos afecta a todos. Ahora hay que reajustar el presupuesto diario porque los sueldos no compensan los gastos mínimos. Ahora hay que ahorrar hasta en lo mínimo, desde comprar un caramelo hasta ir al cine.

 

María Carvajal: “El aumento es demasiado y el sueldo no alcanza. Gasto 1.000 diarios en transporte y gano 19.000. O sea que en 19 días que salga ya me he consumido mi sueldo. Ya hay conductores que obligan a pagar los 200 y si no cancelo ellos no avanzan.

 

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions