DLA - Agencia | 10/04/2017 | 10:29 am
¿Asamblea Nacional asumirá reto de destituirlos?
Publicado en Los Andes Semanario del Táchira edición 62 por Mariana Duque.-

Un golpe de Estado Judicial estaría vigente en Venezuela a pesar de la anulación de las sentencias 155 y 156 del TSJ. Expertos consideran necesario el nombramiento inmediato de nuevos magistrados.

Echar para atrás una sentencia en la que se le retiran los poderes a la Asamblea Nacional, la única institución del país electa por el voto popular, parece no ser tan fácil. Mientras voceros del Gobierno nacional aseguran que se demostró la separación de poderes en Venezuela, por la posición asumida por la fiscal de la República, Luisa Ortega Díaz, que puso en evidencia la ruptura del hilo constitucional; otros manifiestan que se mantiene un Golpe de Estado que venía en marcha.

En horas de la noche del pasado miércoles 29 de marzo mediante las sentencias 155 y 156 el Tribunal Supremo de Justicia –TSJ-, ordena que la Sala Constitucional o una instancia que esta designe, asuma el rol del Legislativo para garantizar el “Estado de derecho”. Argumentan como motivos la juramentación de tres diputados por el estado de Amazonas, y la declaratoria de abandono del cargo al Jefe de Estado, lo que mantendría en desacato a la AN.

La exmagistrada del TSJ, Blanca Rosa Mármol de León, y el presidente del Colegio de Abogados del estado Táchira, representante del Foro Penal de Venezuela –FPV- y abogado constitucionalista, Henry Flores, analizaron la situación para el “Semanario de Los Andes”, afirmando que el máximo ente legislador del país tiene el reto de destituir a los magistrados, aún y cuando el Ministerio Público y el Poder Moral no asuman sus competencias.

“LOS DESTITUYEN O SIGUE EL GOLPE”-. Para que se detenga el “Golpe de Estado Judicial” en Venezuela, la Fiscal General de la República y el Poder Ciudadano, tienen que ejecutar acciones legales que permitan la destitución de los magistrados de la Sala Constitucional del TSJ, según lo manifestado por la exmagistrada, Blanca Mármol de León.

Asegura que los magistrados cometieron un error inexcusable, por lo que el papel de la fiscal Luisa Ortega Díaz, es abrir las investigaciones penales correspondientes para ver si le da apertura a un antejuicio de mérito. “La Fiscalía tiene dos denuncias: una por la magistrado Cecilia Sosa y otra por diputados de la Asamblea Nacional para que se le abra una investigación penal a los magistrados. Por otra parte, está clarísima la comisión inexcusable, que permite ante el Poder Moral solicitar la destitución de los magistrados. Dentro del Poder Moral está la Fiscal General que ha declarado la ruptura del hilo constitucional”.

Esas acciones son “inexorablemente urgentes”, según dijo, por lo que de manera inmediata tiene que actuarse contra los magistrados de la Sala Constitucional que atentaron contra la Asamblea Nacional, que ejecutaron un golpe de Estado despojando a los diputados de su inmunidad, pretendiendo ponerles presos por haber ido a instancias internacionales en solicitud de la aplicación de la Carta Democrática, y buscando que el TSJ además de juzgar, legisle, lo cual sería una negación de la democracia.

A esto añade que la sentencia ya produjo cosa juzgada, es decir, ya fue emitida y no tiene alteración, no hay una instancia por encima, ni puede revisarse ella misma, mucho menos vía aclaratoria, la cual no puede cambiar el fondo de la decisión, solamente está establecida para salvar omisiones, hacer rectificaciones o aclaraciones de lo que ya se ha dicho, pero nunca para cambiar el fondo de lo decidido, por lo que allí se seguiría concentrando la violación de la Constitución por parte de los magistrados, a quienes resaltó, es necesario revisarles sus credenciales, pues está convencida que no cumplen con los requerimientos mínimos para ocupar el cargo que ostentan. 

Marmol de León comenta que llamar impasse al Golpe de Estado, fue un intento del presidente Nicolás Maduro de banalizar lo ocurrido. “Él está acostumbrado a ver los poderes como un club de amigos, exceptuando la Asamblea que es el único poder legítimo. En base a eso, piensa que la Fiscalía y el Poder Judicial pueden adherirse por una intermediación de buenos oficios de su parte”.

“ASUMIR EL RETO DE DESTITUIRLOS”-. De no proceder la Fiscalía y el Poder Ciudadano en las sanciones contra los magistrados, a la Asamblea Nacional le correspondería asumir el reto de decretar la nulidad de la designación de los magistrados del TSJ con las 2/3 partes de los diputados, e inmediatamente designar otros, de acuerdo a lo analizado por el presidente del Colegio de Abogados, Henry Flores.

“Si no los dejan entrar al TSJ que sesionen en otro lugar, ofrezcan la sede del parlamento. Así como a autoridades electas por el pueblo les han nombrado autoridades paralelas, el Poder Legislativo, que es el que designa los magistrados, lo puede hacer, ateniéndose a sus atribuciones y eso conlleva a no sentirse que están en desacato o arrinconados”, explica.

El constitucionalista precisa que los abogados del país acordaron plantear al parlamento nacional dejar sin efecto el acto administrativo de la designación de los magistrados que hizo la anterior Asamblea Nacional, porque se hizo de manera apurada y acomodaticia; así como al Poder Ciudadano, al Consejo Moral Republicano y a la Fiscal General de la República emprender acciones, porque los magistrados cometieron un error inexcusable que se traduce en un ilícito penal.

Solicitan de igual manera la renuncia del Defensor del Pueblo, porque emitió opinión en cuanto a las jurisprudencias de la Sala Constitucional, alegando que estaban ajustadas al Estado de derecho, que no desconocían ni violentaban los derechos humanos, cuando lo que atenta contra la Constitución debe ser sancionado.

“La Constitución establece que cualquier persona envestida o no de autoridad puede exigir el cumplimiento y aplicación de la misma… Ahí ni siquiera hubo tentativa, hubo la consumación de un hecho ilícito, que es una deserción de lo que dice la Constitución”, destaca.  

Tanto Marmol de León como Flores Alvarado coinciden en que en Venezuela se ha dado un Golpe de Estado Judicial, que venía siendo continuado, silencioso y disfrazado como  interpretación constitucional.

Alba Chacón

Considera que el Gobierno debe irse ya y dejar respirar a Venezuela para que pueda desarrollarse y salir de la crisis económica, política y social en la que se encuentra. Asegura que apoyará cuanta marcha y manifestación pacífica surja, porque quiere devolverles a sus hijos y nietos la libertad que había en el país. Está cansada de que el TSJ pase por encima de un pueblo que eligió a sus diputados a la Asamblea Nacional. “¿Cuándo se va a desarrollar el país con esta gente?, jamás”, afirma.

Miriam Delgado

“Queremos tener una Venezuela donde podamos comprar los insumos básicos, una mejor calidad de vida y que podamos visitar sin tener miedo de ser robados. Anhelamos la seguridad social y ofrecerles a nuestros hijos la vida tranquila que nosotros disfrutamos. No es posible que sigamos viviendo una situación aterradora y que muchos esperen a que los problemas se los resuelvan quedándose en sus casas. Si nosotros no resolvemos nuestros problemas, nadie lo hará.  Salgo por mis hijos, por mis nietos, por todos mis compañeros venezolanos”.

Tulio Zambrano

Participó el pasado martes en una marcha hacia la sede de tribunales en la ciudad de San Cristóbal, porque quiere un país en donde existan alimentos, medicinas, hospitales con lo que se necesita, seguridad y que se acabe la crisis inflacionaria. “Hay una crisis política horrorosa, que nunca había ocurrido en la historia de Venezuela. Después del asalto y crimen al Congreso de la República en los años 1800, nunca había ocurrido una desgracia como la de ahora, eso es más que suficiente para que todos salgamos y le busquemos una salida a esta situación”.

Jesús Duque

 

“Queremos libertad, ya estamos cansados de que este Gobierno nos tenga oprimidos, nos tenga en una cola constante, limosneando una comida, una medicina. No pensé que a estas alturas de mi vida, de mi edad, tuviera la necesidad de llegar a esos extremos de estar pasando humillaciones, después de que le he servido al país durante toda mi vida, durante mis mejores años. Debería tener ahorita una vida tranquila. Estamos en esta situación producto de un Gobierno ineficaz, que debería haber renunciado y haberse ido del país hace tiempo”.

 

Noticias Relacionadas:

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions