Inicio
“Quien viola el derecho al trabajo está violando los derechos humanos” Imprimir E-Mail
escrito por Yulliam R. Moncada/DLA Táchira   
jueves, 10 de septiembre de 2009
"Se están violando los derechos de miles de trabajadores, a quienes diariamente se le vulneran sus derechos. Si alguien pierde su empleo y está estudiando, ya no puede continuar, entonces se le viola su derecho a la educación; si está en tratamiento médico y no puede seguir pagándolo, se le viola su derecho a la salud; o si está pagando su apartamento, se le viola su derecho a la vivienda. En general a los desempleados se les viola su derecho a vivir dignamente. Es eso lo que nosotros defendemos", expuso José Rozo, presidente de Fedecámaras Táchira

La peor de las consecuencias del congelamiento de las relaciones comerciales de Venezuela con Colombia, es definitivamente el desempleo. Ya algunas empresas en Táchira, Valencia y Caracas empezaron a reducir sus nóminas de empleados, según informó José Rozo, presidente de Fedecámaras Táchira, quien enfatizó: "nosotros defendemos a los trabajadores porque se están violando sus derechos, y somos los promotores del empleo". Aseguró que los derechos económicos son inherentes a los derechos humanos.

El congelamiento de las relaciones comerciales binacionales ha sido sólo eso, los lazos de hermandad entre ambos países no han sido afectados. Sin embargo, es la sociedad civil la que está sintiendo los desaciertos del Gobierno venezolano al pretender afectar los intereses de Bogotá, no teniendo en cuenta que los principales perjudicados son los venezolanos. Recordó Rozo que la economía del estado Táchira depende cerca de un 40% de la integración comercial con Colombia. "Táchira y el Norte de Santander viven y conviven comercialmente".

El Gobierno venezolano ha suspendido el ingreso aéreo de transporte de carga pesada. Por el Aeropuerto internacional de Maiquetía ingresaban unas 1.300 toneladas de mercancía provenientes de Colombia, y las operaciones han sido suspendidas. De igual manera ha venido restringiendo las cifras de pasajeros que vienen de varias ciudades de Colombia, ya sea por motivo de negocios o como tránsito para ir a otros países. En este sentido, Táchira y Mérida, destinos turísticos para los ciudadanos colombianos, también están sufriendo sus consecuencias, puesto que los servicios consulares fueron suspendidos, es decir, que no se están otorgando permisos para ingresar al país, ni siquiera para cumplir compromisos académicos.

El sector manufacturero también se está viendo afectado. Explicó el presidente de Fedecámaras Táchira que aquí se producen cerca de 6 millones de prendas de confección textil, específicamente blue jeans, tarea para la cual se requiere la importación de insumos desde Colombia: "tienen dificultades porque si bien no requieren licencias para importar, lo hacen a través del dólar CADIVI, y estas divisas no están siendo aprobadas para importaciones colombianas".

Fuera del mercado

Advirtió Rozo que a través de estas "políticas" el Gobierno venezolano está propiciando la salida del mercado de los productores nacionales. Indicó que muchos países no quieren dar crédito a los importadores venezolanos, sino que piden el pago por adelantado debido a los inconvenientes con CADIVI. El único país que daba crédito era Colombia.

La situación obliga al sector a recurrir al dólar paralelo, pero hacerlo significa prácticamente salir del mercado nacional. El costo del dólar permuta supera en más de un 200% al dólar oficial, lo que exige aumentar el costo de los productos que tendrán que competir con la importación de países como la lejana China, cuyos precios son exageradamente bajos en comparación a estos.

En este sentido precisó José Rozo que las políticas del Gobierno no son nacionalistas, sino que van en contra de sus connacionales: "favorecen a las grandes trasnacionales, en su mayoría norteamericanas, no atiende a los microempresarios, que de acuerdo a la Constitución está en la obligación de ayudar".

La suspensión de relaciones comerciales con Colombia está afectando seriamente a los venezolanos. Ya se tiene información acerca de algunas empresas en el país que han debido reducir sus nóminas de empleados, y de las cuales no se suministra el nombre por temor a represalias por parte del Estado. "Las cifras del INE demuestran que ha ido creciendo el desempleo en el país. Nosotros le decimos al Gobierno que tiene que revisarse, porque pareciera que estuviera siendo asesorado por sus mismos enemigos. Está aplicando políticas que dan al traste con el programa de inclusión y desarrollo equitativo e integral del cual habla".

Pase de factura

"A veces pensamos que al Táchira se le está pasando factura porque el oficialismo perdió las elecciones aquí, pero al paso que vamos, se están ganando una aplastante derrota el próximo año. Nos preguntamos cuál será el discurso para ganarse la confianza del pueblo tachirense, hombres y mujeres laboriosos", manifestó Rozo, al tiempo que hizo un llamado al pueblo venezolano a cumplir con sus deberes: "toda persona tiene el deber de cumplir sus responsabilidades sociales y participar solidariamente en la vida política, civil y comunitaria del país, promoviendo y defendiendo los derechos humanos, reza el capítulo 10 de los deberes en el artículo 134 de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela. Si usted no lo hace, está siendo cómplice con los desmanes y abusos del Estado. No es un problema de los empresarios, sino de los trabajadores", insistió Rozo.

Los interesados pueden ir a la sede de Fedecámaras Táchira, para organizar las actividades a realizar a través de los instrumentos que establece la ley. No hay nada qué temer, manifestó, haciendo referencia a una frase del todavía vigente y polémico Ché Guevara: "si en la búsqueda de la libertad nos sorprende la muerte, bienvenida sea".

 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana