Inicio
La ganadería de altura es el fuerte económico en San José de Bolívar Imprimir E-Mail
escrito por Yulliam R. Moncada/DLA Táchira   
domingo, 12 de abril de 2009
Las vacas no sólo forman parte de ese seductor paisaje de montaña que tanto gusta a propios y extraños en tierras andinas, son parte esencial de su principal actividad económica: la ganadería de altura

La espesa neblina y el verde follaje del paisaje en las montañas de San José de Bolívar no sólo cumplen con una función meramente contemplativa, sino que son la base de la principal actividad económica de sus pobladores: la ganadería de altura, dedicada en su mayor parte a la producción lechera.

El sector Los Paujiles es también conocido por su actividad ganadera. De hecho el lugar está dividido por grandes extensiones de tierra pertenecientes a familias que han hecho de éste su único medio de sustento. Dimas Roa es una de estas personas, quien junto a su familia trabaja de manera incansable en una granja integral, donde el fuerte es la ganadería de leche.

Sin duda las características climáticas de la zona hacen de ésta una excelente área de ganadería, donde las razas Holstein y Jersey tienen una fuerte presencia que los productores han sabido aprovechar y explotar al máximo.

Explicó Roa que en su granja el fuerte es la ganadería de leche, aunque también tiene un poquito de ceba, además de otros animales como conejos, gallinas, cochinos, y el cultivo de algunos rubros como la cebolla, el tomate y la papa.

El promedio de producción diario por cada vaca oscila entre los 12 y 14 litros; actualmente cuenta con entre 22 y 25 vacas de ordeño, raza Holstein y Jersey. Indicó el productor que la faena de ordeño se lleva a cabo dos veces al día, una en la mañana y otra en la tarde, de manera mecánica, modalidad que aligera el trabajo, aunque sigue siendo exigente.

Al igual que el resto de las actividades del campo, la ganadería requiere de una ocupación diaria y continua. La faena comienza desde las 5 de la mañana con el ordeño de las vacas, para seguidamente lavar los corrales y empezar la brega con el resto de los animales. Después, a las 4 de la tarde se realiza el segundo ordeño del día, y después, igual, a lavar los corrales y alimentar a los otros animales.

El trabajo es diario y sin interrupciones, de lunes a lunes, dijo Roa. Siempre hay que estar pendiente de los animales, previendo enfermedades o complicaciones. Además de averiguando sobre nuevos métodos o alimentos que fortalezcan su desarrollo y aseguren la producción.

Un aspecto destacado en esta granja es la modalidad de reproducción de las vacas por inseminación artificial. El proceso es llevado a cabo por el propio Dimas Roa, y su esposa, quienes realizaron estudios de agronomía y están plenamente capacitados para su ejecución. Explicó que lo hacen cada vez que una vaca entra en celo. De manera que allí no hay ni un solo toro. Y sin duda la ventaja más grande es que se trabaja con toros probados.

Una vez nace el becerro, permanece en una jaula durante 40 días, siendo alimentado con un tetero. Luego, se lleva al potrero, donde sigue siendo alimentado con leche, dos litros en la mañana y dos en la tarde, pero también va probando los pastos y consumiendo un alimento concentrado especialmente diseñado para su crecimiento.

Otro de los métodos recientemente implementados por Roa, es la Lombricultura, realizada con el excremento de las vacas y los conejos con el fin de obtener el abono líquido conocido con el nombre de humus, ideal para el crecimiento de los mejores pastos. La idea fue propuesta por el personal del INIA en la zona, quienes de manera conjunta con otros organismos, presta la debida atención a los productores. Entre dichos entes, cabe mencionar a Fondas, el CIARA, la Alcaldía del municipio Francisco de Miranda, y el MAT.

Buena parte de la producción lechera en San José de Bolívar va directamente a Pasteurizadota Táchira. Roa explicó que tiene su cupo en esta planta de leche, así que su producción va para allá. El precio de la leche a puerta de corral es de 1,87 Bs.F. Pero en realidad el precio no se corresponde con el incremento continuo que sufren los alimentos concentrados para el sustento de los becerros y las vacas.

Granja integral

Granja integral ha sido el nombre dado a este tipo de fincas, donde si bien la importancia radica en la producción lechera, también cuenta con la cría de otros animales, en este caso, cochinos, pollos, conejos, gallinas, e incluso con el cultivo de algunos rubros, aunque sólo para consumo propio de sus habitantes.

En la granja de los Roa participa toda la familia, ya que sin bien son los padres quienes se encuentran a diario en estas faenas mientras sus hijos estudian, también lo es que los fines de semana todos participan y hasta disfrutan de la actividad.

 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana